Back to top
© Museo Nacional de Lituania

Una plantilla para pantallas faciales

Con la rápida aparición y propagación del virus, los centros de asistencia sanitaria lituanos no disponían de suficientes equipos de protección, y adquirirlos resultaba casi imposible. Ante esta situación, la Escuela de Robótica desarrolló una plantilla para imprimir mascarillas en 3D, que las empresas y los particulares utilizaron para imprimir más de cincuenta mil pantallas faciales para los trabajadores sanitarios en un tiempo récord. Paulius Briedis (de la Escuela de Robótica) donó la plantilla al museo.